sábado, 9 de abril de 2011

DAME

DAME el dolor, la flor que se marchita,

el vaso que de Amor nunca se llena,

el sol y la luna, el mar y la arena,

la Vida que se muere y resucita.


Dame la Libertad que hemos perdido,

el adiós que en tus labios se atraganta,

la voz que desafina en mi garganta,

la semilla que brota del olvido.


Dame un corazón tan necesitado

de ilusión como lo está el mío. Dame

un porqué, un pudo ser, un todavía.


Dame ese latido que aletargado

no sepa que me llama cuando llame,

dame un beso y te haré una poesía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario