lunes, 25 de abril de 2011

DECIRTE

NO vengo a suplicar en mi agonía

la fe de los que nunca en mi creyeron

ni siquiera saber donde se fueron

los besos que no he dado todavía.


No quiero hacer balance de esos días

que quise más de lo que me quisieron

ni tampoco saber si me mintieron

con halagos que no me merecía.


Decirte en este adiós inesperado

que gocé todo lo que tú gozaste,

que sufrí todo lo que tú sufriste.


Que echo de menos en mis noches tristes

el Amor que sin darte te llevaste

aunque yo te lo habría regalado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario