martes, 29 de marzo de 2011

PÁJAROS DE BARRO

SI pudieras meterte en mi cabeza

verías trasquilones de esperanza

espasmos de interés e hipocresía

jirones descosidos de impotencia.


Si pudieras meterte en mi cabeza

verías que lo sueños son mi patria

que el vuelo de tu falda es mi bandera

que muero de utopías mal curadas.

Y así paso las noches de mi vida

aullándole a la luna mis desgracias,

rezando por tus besos que no llegan.


Y así me encuentra el sol cada mañana

lanzando al cielo pájaros de barro

que el suelo me devuelve hechos añicos.



“Porque nunca se deja de aprender,

porque nunca se deja de morir”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario